Home

El sábado pasado fue un día intenso. Curso por la mañana. Muchas imágenes emocionantes, inquietantes también, muchas dudas, un poco de miedo, respiraciones pausadas, al inspirar el diafragma baja, al expirar el diafragma sube. Tenemos que comprarnos una pelota de esas. Mano en barriga.

2

Al salir, comida familiar inmediata. Comprar un massini. Comprar dos legos duplo, uno con tractor, otro con remolque para caballo. Macarrones, plato único. Antes, ensalada, calamares plancha, queso, almejas al vapor. Trinaranjus. Los sobrinos comen macarrones. Vera no quiere plato amarillo, sino rosa. El lego duplo de Alex lleva una figura que se parece al abuelo. El caballo se cae. El taburete se cae. El abuelo protesta. La abuela se queja de que el abuelo no le pregunta si se ha hecho daño. En plan coqueta, finge un dolor en el dedo. El massini está helado. Tiene frutas congeladas encima. Desmontar la mesa, sacar las sillas. Cafés, pastas y sofá. El abuelo se duerme. Vera estira peligrosamente del mantel, pero nada cae. Alex tira el tractor detrás de las plantas. El Juanito sube al sofá. No, Juanito, baja. Alergia. Bob esponja en la tele. Nadie mira los dibujos. El abuelo cambia de canal. Vera protesta. No vull això, vull dibuixos. Teatro detrás del sillón. Caperucita y el lobo. Estiran la corbata verde del lobo, lo asfixian. Teatro de proximidad. El público a un palmo de los actores. La trama se reduce a que ambas marionetas se peguen. Hora de la merienda. Donettes, normales y de avellana. Caperucita se guarda uno en la cestita. Luego lo lanza hacia la puerta del salón. El abuelo pinta un paisaje. Vera y Alex juegan con aviones encima del piano. Nos vamos. En señal de protesta, Juanito ladra.

1

Paseo hasta casa. Árboles y parques. Nuestro barrio es bonito. Luz roja y sofá verde. Suena el primer disco de Micah P. Hinson. Un poquito de Richard Ford. Apenas cuarenta minutos. Son más de las ocho, nos vamos al BIS Festival. Palitos de pan de pipa. Metro. Un día iremos a Sigean. Ocho paradas. Llegamos al BIS. Abrazos. Besos. Amigos y amigas en el público, amigos y amigas en la barra. Bolsa de Neleonard. Me acerco a la barra. Un amigo me ve y me hace el gesto de pedirme una cerveza. Dame dos euros. Como interludio, Neutral Milk Hotel. Empieza el concierto de Tirana. Vamos hacia delante. Nadie de tapa. Sería feo. Birrita y zumo. Hay muerte para todos. La guitarra de Avanzar. Humo en la zona central del escenario. Teclados fuertes, guitarra, batería, voz principal. Maravilloso. A veces gritos. A veces electrónica cacharrista. A veces post-rock. A veces pop. La verdad. La verdad es que no sé. La verdad es que no sé lo que vi. La verdad es que no se lo que vi la primera vez. Todo muy emocionante. Todo muy Daniel Johnston. Pero sin la angustia, sin la pena. Si me hacen elegir entre los teclados de Walking the Cow y los de Territorio español, dudo. Tu barriga baila. Antifolk. Euforia.

Tirana acaba. Nos vamos. Nos gustaría quedarnos a Neleonard. Cansancio. Abrazos. Besos en la barra. Metro. Ocho paradas. Doctor Oetker. Domingo sin despertador. Buenos días. ¿Cafetito? Sí. ¿Tirana? Sí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s